1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://enfermedadescorazon.about.com/od/Infartos/a/Infarto-Agudo-De-Miocardio-Diagnostico.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

¿Cómo se diagnostica un infarto?

Existen varias pruebas para confirmar un ataque cardíaco

Por

diagnostico del infarto, infarto cardiaco

Hay varios métodos capaces de detectar un infarto

ADAM

El infarto agudo de miocardio (IAM) se produce cuando se obstruyen los vasos sanguíneos, que habitualmente suministran sangre al miocardio, es decir, al tejido muscular del corazón. El corazón está irrigado por tres grandes arterias. La obstrucción de una arteria probablemente estrechada por la acumulación de grasa o placa de ateroma (arteriosclerosis), ocurre cuando se forma un coágulo sanguíneo sobre la placa. Si no se restaura rápidamente el flujo sanguíneo, el tejido del músculo cardíaco, que depende de este vaso, muere (necrosis), y se forma una cicatriz.

Menos muertes por ataque cardíaco

Hace algunas décadas, los médicos no podían hacer nada más que esperar lo peor cuando se producía un infarto. Gracias al avance de la medicina, el número de muertes provocadas por ataques del corazón se ha reducido. No solo existe un tratamiento médico y quirúrgico para abrir las arterias obstruidas, sino que además existen medicamentos, que disuelven los coágulos, y pueden detener a tiempo el infarto en curso (siempre que se administre entre las primeras 4 y 8 horas).

Cuanto más tejido muscular se salve, más posibilidades habrá de recuperación, y menor será el riesgo de sufrir lesiones irreversibles en la función cardíaca.

Criterios para el diagnóstico de infarto

Para diagnosticar un infarto de miocardio se utilizan criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un paciente recibe el diagnóstico de infarto, si presenta dos de los siguientes criterios, y el diagnóstico será definitivo, si presenta los tres:

  • historia clínica de dolor de pecho isquémico que dure por más de 30 minutos.
  • cambios en el electrocardiograma en una serie de trazos.
  • incremento o caída de biomarcadores séricos (MS), tales como la creatina quinasa (CK) tipo MB y la troponina (T) dectectadas en la prueba de la tropomina. Son proteínas que el cuerpo secreta cuando el corazón está dañado, como ocurre durante un ataque cardíaco. A más daño, mayor será la cantidad de troponina T e I que habrá en la sangre.

La OMS redefinió estos criterios en el año 2000 dando más relevancia a los marcadores cardíacos. Según las nuevas disposiciones, un aumento de la troponina cardíaca, acompañada de síntomas típicos , de ondas Q patológicas (o necrosis miocárdica), de depresión (IAMSEST) o elevación del segmento ST(o IAMEST, que indica que se ha lesionado una gran cantidad de músculo cardíaco) o de intervención coronaria son suficientes para determinar un infarto de miocardio.

Para confirmar el diagnóstico clínico del infarto, se debe cumplir las siguientes condiciones: cuando existe el dolor característico, se detectan alteraciones en el electrocardiograma y hay un incremento de las enzimas troponina y creatina quinasa. Normalmente, los médicos tienen en cuenta las primeras alertas para iniciar el tratamiento lo antes posible.

¿Cómo se diagnostica un infarto?

Los médicos utilizan varias pruebas diagnósticas para detectar un ataque cardíaco. Las más comunes son:

  • Electrocardiograma (ECG) : es el examen más importante para el diagnóstico de esta enfermedad cardíaca. Sirve para evaluar la actividad eléctrica del corazón, y comprobar si existen alteraciones en la contracción. También ayuda a detectar las posibles lesiones del músculo cardiaco producidas durante un infarto, arritmias o insuficiencia cardíaca.
  • Marcadores de lesión miocárdica: permiten un diagnóstico más preciso. Estos análisis valoran los niveles de diversas sustancias (troponinas y mioglobina) liberadas por las células del músculo cardíaco cuando mueren después de un infarto.

    Una vez estabilizada la situación, es posible que el cardiólogo solicite estudios adicionales para determinar el grado de daño que ha sufrido el corazón.

  • Prueba de esfuerzo: al acelerar el corazón, bajo supervisión médica, se intenta descubrir situaciones que no presentan clínica cardiológica en reposo en las personas que tienen riesgo de padecer infartos. La prueba de esfuerzo se acompaña a veces de sustancias de contraste para determinar la localización y grado de afectación.
  • Ecocardiograma: es una técnica no invasiva que se utiliza para estudiar el movimiento de la pared del corazón. Si pierde potencia indicaría poco riego sanguíneo.
  • Angiografía coronaria: ayuda a determinar si las arterias del corazón están obstruidas, así como el lugar y el grado de taponamiento. Se introduce un catéter (un tubo estrecho y flexible) en una arteria del brazo o de la ingle para llegar al corazón. Se inyecta una substancia de contraste (colorante) que puede observarse en un aparato de rayos X.

    También se suelen realizar:

  • Resonancia magnética (RM) o MRI (por sus siglas en inglés): se utiliza para conocer el grado de afectación del músculo del corazón.
  • Tomografía axial computarizada (TAC) o CT scan o CAT (por sus siglas en inglés): permite estudiar las arterias coronarias, para valorar los depósitos de calcio de sus paredes.

    Referencias:

    Antman, EM, Hand, M, Armstrong, PW, et al. 2007 focused update of the ACC/AHA 2004 Guidelines for the Management of Patients With ST-Elevation Myocardial Infarction: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Group to Review New Evidence and Update the ACC/AHA 2004 Guidelines for the Management of Patients With ST-Elevation Myocardial Infarction). J Am Coll Cardiol 2008; 51:XXX

    Goldberger, AL, Goldberger, E. Clinical Electrocardiography: A Simplified Approach, 7th ed. Elsevier/Mosby, Inc., St Louis 2006.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.