1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://enfermedadescorazon.about.com/od/hipertension/a/cuando-La-Presion-Arterial-Es-Alta.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

¿Cuándo la presión arterial es alta?

Conoce en qué momentos tu presión aumenta o disminuye

Por

presion arterial alta, hipertension, situaciones presion sube, cuando presion baja

En momentos de ira se dispara la adrenalina, que aumenta la presión arterial

Robin Lynne Gibson | Getty Images

La sangre circula a una presión determinada por el sistema circulatorio, el corazón y las arterias para nutrir las células del organismo. La tensión arterial es la presión con la que la sangre, impulsada por el ventrículo izquierdo, fluye en el interior de las arterias. Esta presión es máxima en la arteria aorta -120 mm Hg por encima de la presión atmosférica- y mínima en las venas (casi igual a la presión atmosférica). Esta diferencia de presión es justamente lo que mueve la sangre en los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas y capilares).

El torrente sanguíneo depende de los latidos cardíacos, con una presión más alta durante la fase sistólica que la diastólica. Las válvulas cardíacas se encargan de que la sangre circule en un único sentido por el corazón. Los dos ventrículos, las cavidades inferiores del corazón, se contraen de forma simultánea (en la fase sístole) y la salida súbita de sangre en el flujo sanguíneo corresponde a la lectura máxima. Cuando se relajan, la presión arterial disminuye. Esta es la fase conocida como diástole y equivale a la lectura mínima.

Diastólica, cuando nuestro corazón descansa

La presión diastólica o menor es la que más interesa a los médicos porque es la que indica las tensión mínima a que está sometido el corazón de forma continua, que además soporta la máxima entre 60-80 veces por minuto. Se podría decir que la presión diastólica mide la calidad del reposo de nuestro corazón.

Mecanismos que regulan la presión arterial

La tensión arterial sufre variaciones a lo largo del día para satisfacer las demandas del organismo, y oscila en función de nuestras reacciones y emociones. La presión arterial depende de muchos órganos, entre ellos el corazón, el riñón o los vasos sanguíneos periféricos (arterias y venas de piernas, brazos y órganos del abdomen) la mente y su mecanismo de control activa sustancias hormonales segregadas por el cuerpo como la aldosterona, las corticoides o la adrenalina.

La presión arterial también puede aumentar debido a algunas enfermedades que afectan a los órganos implicados o modifican los niveles hormonales de forma directa o indirecta como, por ejemplo, las alteraciones de la glándula tiroides, así como trastornos generales como la diabetes o la arteriosclerosis.

No te obsesiones con la presión arterial porque es un mecanismo de supervivencia al estrés. Nos ayuda a superar situaciones que requieren esfuerzo o preocupación. De hecho, la tensión arterial experimenta variaciones conocidas: puede tener un patrón característico en ciertos individuos y ser perfectamente normal.

¿Cuándo aumenta la presión?

Conocer nuestro cuerpo y la secuencias de nuestro ritmo de actividad diario evitará que nos alarmemos innecesariamente ante una subida puntual de tensión arterial.

  • Al despertar:despertarse implica un ligero aumento de tensión en respuesta a la orden de nuestro cerebro para despertarnos y recuperar la actividad. Hay personas que se despiertan con tensiones normales, despiertas y llenas de energía. Pero hay otras que se despiertan con la presión baja (“no sirvo de nada hasta que no me he tomado mi primer café”).
  • Ira, estrés y preocupaciones: en momentos de ira o de peligro o de estrés, por ejemplo, las glándulas suprarrenales, situadas junto a los riñones, descargan una hormona muy potente llamada adrenalina. Esta sustancia química contrae las arterias haciendo que se eleve la tensión arterial. Es el mismo efecto que ocurre con una manguera cuando estrechamos la boquilla. Por eso, cuando estamos preocupados, sentimos ira o miedo, la tensión arterial puede elevarse un 50% sobre su nivel normal.
  • Durante las comidas: la presión arterial también aumenta durante las comidas, y varía con cambios en la postura corporal, en especial con los movimientos de la cabeza. Si eres de las personas con presión baja reconoces muy bien esa sensación de mareo que te sientes al levantarte sobre todo si has estado sentada un rato y si hace calor.
  • Ejercicio: también la presión aumenta cuando hacemos ejercicio debido a la necesidad del corazón (mayor gasto cardíaco), pero disminuye cuando este se acaba. Este es uno de los motivos por los que la actividad física es un buen regulador de la tensión y es altamente recomendable para controlarla. También se eleva durante la excitación sexual.
  • Durante el embarazo:, la presión arterial desciende gradualmente durante el primer trimestre, baja a mínimos en el segundo trimestre y después vuelve a la normalidad durante el tercer trimestre.
  • Edad y exceso de peso: otras variables que afectan a las oscilaciones de la tensión arterial son la edad (con el paso del tiempo los vasos sanguíneos pierden elasticidad y con ello su capacidad de dilatarse) o el exceso de peso. Ambas aumentan los valores normales de la presión sanguínea.
  • Tabaco o el café: el tabaco también aumenta la presión arterial por su efecto vasoconstrictor (estrechan las arterias y hacen que la sangre circule a más presión). En el caso del café, no está muy claro su efecto en la elevación de la hipertensión arterial. Depende de cada persona. En todo caso, no es recomendable para personas hipertensas que no responden al tratamiento.

¿Y cuándo disminuye?

La presión baja cuando dormimos, y es menor por la mañana, antes de empezar nuestras actividades, o cuando tomamos un baño o cuando leemos un libro.

También baja durante la digestión. Seguro que alguna vez has notado esa sensación de somnolencia después de las comidas, favorecida por la ingesta de alcohol. De hecho, la siesta, muy practicada en los países cálidos, es casi imperativa después de una comida copiosa, mientras que una ingesta ligera ayuda a superar el bajón, lo mismo que hace un buen café, por su efecto estimulante.

Otros factores que alteran la presión arterial

Variaciones de la temperatura externa o de la humedad ambiental alteran la presión arterial. Por ejemplo, en los meses de verano, cuando hace calor, la presión arterial es más baja que en invierno, cuando hace frío. El calor dilata los vasos sanguíneos (vasodilatación) para favorecer la pérdida de temperatura corporal por lo que baja la tensión arterial baja.

La presión de las arterias oscila también con la altitud: en la montaña aumenta mientras que en la costa -a nivel del mar- disminuye.

Referencias:

Chobanian, AV, Bakris, GL, Black, HR, Cushman, WC. The Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure: The JNC 7 Report. JAMA 2003; 289:2560.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.