1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://enfermedadescorazon.about.com/od/tipos-enfermedades-corazon/a/que-Es-Un-Aneurisma-De-Aorta.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

¿Qué es un aneurisma de la aorta?

Es una enfermedad provocada por la dilatación de una porción de la arteria aorta

Por

aneurisma, aneurismo de aorta, aneurismo aortico, aneurismas tratamiento, aneurisma cardiaco

Una de la consecuencias más graves del aneurisma es que puede afectar a arterias que salen de la aorta y van hacia los órganos.

ADAM

El aneurisma de la aorta es la dilatación de la arteria aorta. Es una enfermedad grave, que afecta a millones de personas. Se considera que hay un aneurisma cuando la aorta se ha dilatado 1,5 veces su tamaño normal.

Este ensanchamiento debilita la pared de la arteria en la zona dilatada, lo que hace que la presión en su interior se expanda pudiendo causar una ruptura.

El aneurisma o dilatación implica que la pared muscular de la aorta, denominada media, va perdiendo flexibilidad. En general, esta pared se va adelgazando. Además, la presión que ejerce la presión sanguínea sobre la pared hace que esta vaya cediendo y aumentando de volumen. Incluso puede llegar hasta la ruptura.

Era una enfermedad muy grave. Pero gracias a un diagnóstico precoz, a las técnicas actuales, que permiten estudiar su evolución, y al desarrollo de la cirugía vascular, se ha mejorado notablemente en el pronóstico del aneurisma de aorta.

Aneurisma disecante

En la aorta torácica puede producirse otro fenómeno: el denominado aneurisma disecante. En este caso, se produce un desgarro de la capa íntima de la arteria, y debido a la debilidad de la capa muscular, la sangre empieza a separarla de la media, creando un falso canal o falsa luz. A veces, este falso canal encuentra la salida espontáneamente a la luz verdadera, pero, otras veces, la sangre se estanca y se coagula.

Una de la consecuencias más graves de esta alteración es que puede afectar a arterias que salen de la aorta y van hacia los órganos. Podría ser el caso de las arterias renales, que se produciría si la disección alcanza el nivel de salida de estas arterias, lo que impediría que la sangre entre en las arterias renales y lo que reduciría el flujo de la sangre que llega a los riñones.

Tipos de aneurismas de la aorta

Los aneurismas aórticos más comunes son:

  • aneurisma aórtico torácico: se producen en la parte de la aorta que pasa por el pecho. Es el más frecuente.
  • aneurisma aórtico abdominal: ocurren en la parte de la aorta que pasa por el abdomen.

Debido a que los aneurismas pueden desarrollarse y hacerse grandes antes de causar síntoma alguno, es importante que sean diagnosticados precozmente en las personas con mayor riesgo de tenerlos.

Causas del aneurisma de aorta

Esta alteración en la estructura de la pared aórtica puede producirse por diversas causas, desde un problema genético a causas degenerativas como la arteriosclerosis, o un traumatismo o una infección. Estas causas provocan una disminución de la distensidad de la aorta, lo que agrava su rigidez, originando la dilatación.

La hipertensión arterial y el tabaco favorecen la formación de aneurismas.

Síntomas del aneurisma de aorta

Es una enfermedad asintomática (no presenta síntomas). Se suele diagnosticar cuando se detecta un soplo de insuficiencia aórtica.

La primera alarma que detectan los médicos se produce cuando, al hacer una radiografía de tórax en una persona de edad, se observa que el cayado aórtico, que antes era una semicircunferencia, ahora se va “abriendo”, desplegando técnicamente, por lo que el diámetro de la aorta aparece aumentado.

El médico valorará estos cambios fisiológicos y, si es necesario, continuará investigando con una tomografía computarizada si las variaciones están dentro de los límites evolutivos propios de la edad.

La disección de la arteria es más frecuente en la porción de la aorta torácica. Los aneurismas localizados pueden ocurrir en cualquier arteria. Si son superficiales se observa un “bulto”, que late bien a simple vista, o se puede observar durante la exploración. Por ejemplo, al poner la mano en el abdomen se nota una masa y un latido muy marcado. Es fácil imaginar que cuanto más “escondido” se encuentre, más difícil es de diagnosticar. Por eso, el aneurisma en el cerebro es más difícil de detectar que en ilíaca (ingle).

Cuando el aneurisma se produce cerca de la zona exterior del cuerpo, se observa dolor e hinchazón con una masa pulsátil. Por ejemplo, el aneurisma aórtico abdominal puede causar una masa pulsátil alrededor del ombligo.

Diagnóstico del aneurisma de aorta

Es muy importante un diagnóstico precoz, adecuado y correcto, ya que en casos graves un aneurisma puede causar la muerte. Los exámenes de ultrasonido para detectar aneurismas aórticos abdominales son recomendados para hombres que alguna vez han fumado y que tienen entre 65 y 75 años.

Pruebas para diagnosticar la enfermedad:

Tratamiento del aneurisma de aorta

Los medicamentos para tratar la hipertensión arterial y la cirugía son los dos tratamientos principales para los aneurismas.

En general, se hace un control y se estudian los cambios en el diámetro del vaso sanguíneo. Muchas veces, la enfermedad se estabiliza. Aunque siempre es importante ser muy estricto con la presión arterial, ya que una tensión baja es esencial para que la enfermedad no progrese. Las características del paciente, y factores como la historia familiar, edad, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares u otras enfermedades relacionadas determinarán si el tratamiento quirúrgico está indicado.

En caso de disecciones limitadas, se coloca un stent para tapar la falsa luz y conseguir que la sangre circule por la verdadera vía.

Referencias:

Tracci MC, Cherry KJ. The aorta. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 62.

Cheng D, Martin J, Shennib H, et al. Endovascular aortic repair versus open surgical repair for descending thoracic aortic disease: a systematic review and meta-analysis of comparative studies. J Am Coll Cardiol. 2010:55(10):986-1001.

Isselbacher EM. Diseases of the aorta. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 78.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.